En la bocana de Iscuandé el festival renace entre juegos y cantos

El Festival de las Aves Migratorias se realiza desde el año 2008 en el Consejo Comunitario Esfuerzo Pescador, en Iscuandé, Nariño y se caracteriza por ser un evento festivo en el que las comunidades de la Bocana del río Iscuandé se engalanan para darle la bienvenida a las aves migratorias que visitan el territorio cada año. Entonces se invita al cura para que les de la bendición y de paso hacer la apertura de los festivales; comunidades de los consejos comunitarios aledaños acuden en medio de la algarabía y los profesores con sus estudiantes organizan presentaciones que exhiben con orgullo ante los presentes, creando un escenario colorido, lleno de sonrisas y música que se extiende hasta el atardecer. En promedio acuden unas 500 personas por festival.

 

En el año 2020 debido a las restricciones sanitarias, realizar un festival con esa cantidad de personas era imposible. Pero en el año 2021 las restricciones fueron más flexibles y fue la oportunidad para encontrar otra manera de festejar la llegada de las especies migratorias que permitiera mantener de alguna forma el encuentro sin realizar aglomeraciones.

 

Fue así, como decidimos apoyarnos en las docentes en primera infancia de 5 de las 10 comunidades del territorio: mujeres recién graduadas convirtiéndose esta en su primera oportunidad para ejercer y lo hicieron decididas, con dedicación, fraternidad y orgullo.

La creatividad y recursividad del entorno las impulsó adelantar actividades manuales con material reutilizado: de botellas plásticas salían baleros, trompos, incluso relojes y otros materiales que la imaginación iba generando, además de crucigramas y dibujos con temas alusivos a la playeritas que llegan al territorio. Los niños y sus madres apoyaron estas actividades con gusto, sugiriendo a las profesoras que siguieran realizando los talleres, quedando el ánimo de continuar con estas actividades para futuros festivales. Para los niños fue una experiencia significativa pues descubrieron formas alternativas para crear sus juguetes, reutilizando material plástico y continuar el proceso de reconocer las aves migratorias que llegan a sus comunidades. A las profesoras liderar estas actividades les permitió oxigenar sus técnicas y enfrentarse a los retos que solamente la práctica puede ofrecer.

Por otro lado, los profesores de las Instituciones educativas de Ensenada y Soledad Pueblito seleccionaron un grupo de estudiantes con interés musical a los cuales el grupo cultural Reencarnación del Pacífico les brindó sesiones de capacitación en aptitud musical. Por otro lado, estos grupos se dotaron con instrumentos musicales. Como resultado de este ejercicio educativo surgieron los grupos “Raíces Soledeñas” de la Institución Educativa de Soledad Pueblito y “Las Collarejas” de La Institución Educativa La Ensenada, y en ejercicio creativo surgieron canciones como “Los pajaritos”, en tiempo de currulao y un bunde llamado “Las Aves migratorias”. Ahora sigue el compromiso de brindar espacios para que estos grupos reciban clases prácticas y asegurar que sean ellos quienes amenicen el próximo festival con sus composiciones.

En consecuencia, esta fue una oportunidad para asumir nuevas formas de realizar el festival y responder a los retos que demanda una nueva realidad; no estuvo el sacerdote para dar apertura al evento y tampoco llegaron 500 personas, pero si se logró motivar a los niños para realizar manualidades y actividades inspirados en la migración. Se reivindicó el quehacer pedagógico de las profesoras de primera infancia; se logró motivar la creación de dos canciones como tributo a estas migratorias anuales y se dotó con instrumentos musicales totalmente nuevos a las Instituciones Educativas participantes Demostrando así que seguimos esperando con regocijo la visita de nuestras aves migratorias, que llegan desde tan lejos a descansar y alimentarse en estos ricos manglares y planos lodosos.

 

Nos queda el aprendizaje que este evento educativo y divulgativo es flexible, se puede ajustar a las circunstancias sin perder por eso su sentido principal: aprender de nuestras aves migratorias que arriban cada año a nutrirse en sus planos lodosos, a convivir en medio de este importante ecosistema.

 

Ahora pensamos en la preparación del siguiente Festival, con ese vuelo creativo que emula a sus halagadas, un vuelo que surca los cielos de la imaginación, sometido a inesperados avatares que cada vez más lo van fortaleciendo.

 

Agradecimientos a nuestros financiadores Crimbi y Colombia progresa, por seguir apoyando el festival a pesar de las adversidades, al Consejo Comunitario Esfuerzo Pescador, Instituciones Educativas de Soledad Pesquera y La Ensenada, a las profesoras de Primera infancia de Soledad pesquera, Las varas, El Cuerval, Juanchillo y La Ensenada y a la Asociación Musical y de Investigación Ancestral Reencarnación del Pacífico y a todos aquellos que hicieron posible este festival.

 

Por: Alexander Morales Saa

logocalidrisvertical

Contáctenos

39279_137737029594300_1264020_n@2x

Asociación para el estudio y conservación de las aves acuáticas en Colombia – Calidris Nit: 805.007.938-5

 

Cra 24 No. 4-20
B. Miraflores – Cali, Colombia

© Calidris, 2021. Todos lo derechos reservados.
Desarrollado por
logoelbandocreativo