Sensores remotos para estudiar hábitats de aves playeras

Como parte de nuestra misión de conocer mejor las de Colombia, una de las metas que nos hemos trazado es actualizar mapas de ecosistemas costeros de mayor importancia para las aves. Las observaciones directas sobre el terreno nos permiten un gran nivel de detalle sobre la disponibilidad y calidad del hábitat de las aves, pero no siempre son posibles. Recopilar información en campo a lo largo de paisajes extensos puede tomar meses o años o equipos numerosos de observadores. Para lograr mejores mapas en paisajes extensos usamos sensores remotos, que permiten reconstruir esta información que combinados con observación en terreno nos permiten sugerir hipótesis, evaluar modelos y ver características del hábitat que por su extensión o grado de complejidad son invisibles para observadores en terreno.

Planos y playas

Situamos el foco en islas de barrera y planos intermareales ubicadas en el norte de Nariño, una región que concentra la mayor parte de esos ecosistemas en el Pacífico colombiano. Las islas de barrera son de gran importancia para la anidación y el descanso de aves marinas y playeras, por ejemplo, son lugares de concentración reproductiva del chorlo de Wilson (Charadius wilsonia) y el ostrero americano (Haematopus palliatus) y el único hábitat de anidación conocido en Colombia de especies de aves marinas como el gaviotín blanco (Gelochelidon nilotica). Estas islas también son usadas como sitios de reposo por más de una docena de aves playeras y en conjunto con los planos intermareales proveen el hábitat de alimentación de más 50,000 aves playeras migratorias que visitan el sur del Pacífico colombiano cada año.

 

 

Ver a través de las nubes

Para obtener un mapa base de islas barrera, planos intermareales y otros ecosistemas costeros usamos las imágenes recientes (2015-2020) de Landsat y Sentinel, para cuantificar la cantidad de hábitat disponible y su variación espacial a través del extenso paisaje costero del norte de Nariño (cerca de 1000 km2), equivalente a dos veces la ciudad de Cali. Por su naturaleza cambiante el estudio de estos ecosistemas requiere una perspectiva histórica y futura. Por esta razón revisamos más de 35 años del archivo de Landsat (uno de los satélites más usados en monitoreo ambiental) para reconstruir la dinámica histórica de planos intermareales.

 

Además, para complementar usamos imágenes de Sentinel 1, un satélite europeo que usa un radar en vez de instrumentos ópticos, y en pocas palabras permite “ver” a través de las nubes y otros fenómenos atmosféricos. Esta habilidad le permite lograr una cobertura casi continua (cada dos semanas o menos). A partir de este archivo detallado realizamos cálculos de la altura de la marea en los momentos de adquisición de las imágenes para estimar la cantidad de hábitat inundado y proyectar o construir el modelo de inundación en relación a la altura de la marea. Entre las aplicaciones posibles de este mapa dinámico se encuentra la identificación de áreas más propensas a la inundación mareal y la identificación de preferencias de hábitat por parte de las aves.

intermareal_gif

Animación de un año de imágenes de radar tomadas a diferentes alturas de la marea muestran como los planos itnermareales que se cubren y descubren

Retos

Una de las dificultades de mapear estos ecosistemas con sensores remotos es su continua dinámica. El flujo de las mareas, cambios de corrientes, ingreso de nuevos sedimentos desde el río, entre otros factores hace que cambien año a año, entre estaciones o incluso minuto a minuto, si se considera la continua acción de la inundación mareal. Adicionalmente para lograr buenos mapas se requieren imágenes limpias de nubes, una tarea virtualmente imposible en una zona tan húmeda como el Pacífico colombiano para solucionarlo usamos imágenes de satélites con radares y visitas de campo con sobrevuelos en dron. Una vez georreferenciamos el sitio, se identifican los lugares precisos del cambio de la vegetación, con una periodicidad y detalle mayor a la de los satélites ópticos. Usamos este tipo de imágenes para estimar el cambio preciso en la extensión de asentamientos humanos y otras coberturas de interés como islas de barrera y planos intermareales. Mientras probamos estos métodos en el sur del Pacífico colombiano, esperamos ampliarlo a otras localidades de importancia para aves.

 

La Asociación Calidris, en asocio con el Consejo Comunitario Esfuerzo Pescador lleva a cabo estudios para entender el hábitat costero a partir de sensores remotos. Para esta tarea contamos con el apoyo técnico y económico del Programa de soluciones costeras del laboratorio de Ornitología de Cornell, el Laboratorio de Geociencias Marinas y Costeras -GEO de INVEMAR y el acompañamiento del departamento de geografía de la Universidad del Valle.

 

Por: Richard Johnston

logocalidrisvertical

Contáctenos

39279_137737029594300_1264020_n@2x

Asociación para el estudio y conservación de las aves acuáticas en Colombia – Calidris Nit: 805.007.938-5

 

Cra 24 No. 4-20
B. Miraflores – Cali, Colombia

© Calidris, 2021. Todos lo derechos reservados.
Desarrollado por
logoelbandocreativo