Aprovisionamiento de agua en el Pacífico colombiano

Los manglares y demás ecosistemas costeros y la biodiversidad que los conforma brindan beneficios a las comunidades humanas de la costa del Pacífico colombiano. Estos beneficios están asociados a la provisión de alimentos, agua o materiales de construcción, regulación del clima, formación de suelo o fuente de conocimiento o inspiración.

 

Conocer cuantos y cuales beneficios obtienen las comunidades humanas de la naturaleza, y reconocer su valor en términos sociales, ambientales y monetarios y además entender cómo cambian estos beneficios en el tiempo o por acción de la misma intervención humana es útil para manejar los territorios.

 

Les propusimos a dos comunidades de los consejos comunitarios de Comunidades Negras de la Isla de Punta Soldado en Buenaventura-Valle del Cauca y Esfuerzo Pescador, de Santa Bárbara de Iscuandé-Nariño en el Pacífico colombiano, evaluar los beneficios que los manglares les proporcionaban, como una manera de contribuir al manejo de sus territorios.

 

Para las dos comunidades la provisión de agua fue el beneficio más importante. El Pacífico colombiano tiene el record de pluviosidad en Colombia y tal vez en el mundo, pero es incierto cuándo y cuánto va a llover la siguiente vez. Es por ello que cada vez que llueve es una oportunidad para colectar y así cubrir el consumo de la familia.

Pero ¿Qué pasa cuando no llueve? Estas comunidades no son totalmente dependientes del agua lluvia, tienen otras opciones, pero con un costo más alto de adquisición pueden navegar río arriba hasta encontrar agua dulce, comprar botellones de agua en los mercados de los municipios o usan los aljibes o nacimientos de agua dulce de los firmes, si es que los hay.  Dependiendo de la fuente de agua, cambian los usos que le pueden dar a cada una; el agua que usan para consumir y cocinar es solo la de lluvia o de botellón; para descargar los baños, el agua del mar.

 

Las actividades y comportamientos sociales de la comunidad se adecuan también en torno a conseguir el agua de diferentes fuentes. La comunidad de Punta Soldado se reúne entorno al nacimiento de agua, y entre historias y conversaciones lavan los platos o la ropa. Ir al río por agua requiere tener disponible una embarcación y combustibles, tal vez invitar un par de familia más y entre todos ir a traer el agua.

 

Cuando el agua disponible disminuye, se limitan algunas actividades en los hogares, lavan una sola vez al día los platos, se lava solo la ropa necesaria, o se reducen la cantidad de baños diarios, a pesar del calor y la humedad que hay en la región. Calculan la cantidad de agua necesaria para cada actividad en baldes, es una de las herramientas primordiales para transportarla desde las fuentes hasta los sitios donde se necesita, un balde de 10 litros para asear la casa, o 4 tazas para tomar en el día o tres galonetas de 5 litros cada una para lavar la ropa.

 

Los bosques de manglar además ofrecen una infraestructura de protección ante eventos naturales y proveen materias primas para la elaboración de instrumentos, enseres para la casa, combustible para cocinar, maderas para construcción de casas y juguetes. Además, alberga los recursos hidrobiológicos que son la base de la alimentación de las comunidades, como peces, bivalvos, cangrejos, crustáceos, frutas. Estos productos son también vendidos, lo que representa la principal fuente de ingresos económicos de las comunidades del Pacífico colombiano.

 

logocalidrisvertical

Contáctenos

39279_137737029594300_1264020_n@2x

Asociación para el estudio y conservación de las aves acuáticas en Colombia – Calidris Nit: 805.007.938-5

 

Cra 24 No. 4-20
B. Miraflores – Cali, Colombia

© Calidris, 2021. Todos lo derechos reservados.
Desarrollado por
logoelbandocreativo