El camino a la conservación de las rapaces

Jason Ward, un apasionado observador de aves y activista estadounidense, quien presenta el show Birds of North America, cuenta en un artículo1 para Audubon, que su pasión por la observación de aves empezó un día a sus 14 años, cuando vio un halcón peregrino (Falco peregrinus) arrancando las plumas de una paloma que estaba a punto de comerse. Para él esta experiencia representó una escena digna de un documental de naturaleza y un punto de no retorno al fascinante mundo de las aves. Y es que las rapaces son aves que ofrecen experiencias imponentes que muchos hemos visto de niños en los documentales de vida silvestre y que afortunadamente como biólogo he vivido a través de diferentes experiencias en mi trabajo.

A pesar de su imponencia, estas aves son muy frágiles, pues muchas de ellas dependen de bosques en buen estado de conservación que les puedan proveer de presas y sitios de anidación, así como de un ambiente libre de amenazas como la cacería. Uno de los casos mejor estudiados en Colombia es el del águila crestada o águila real de montaña (Spizaetus isidori), considerada como una las especies de aves rapaz más amenazada en el país y la cual se estima ha perdido alrededor del 60.6% de su hábitat original en Colombia2. Además, estudios del investigador Juan Sebastián Restrepo y colaboradores muestran que la deforestación aumenta la depredación de aves domésticas por esta águila, lo que aumenta el riesgo de conflicto entre esta y las comunidades locales3. El conflicto entre rapaces y personas es considerado una de las principales amenazas para esta especie.

Por esta razón, en el año 2017 la Asociación Calidris y otros colaboradores diseñamos el Plan de Manejo del Águila Crestada4 con el fin de definir una hoja de ruta sobre las acciones prioritarias para aportar a la conservación de esta especie en el país. Este documento se desarrolló gracias al apoyo del Fondo de Alianzas para Ecosistemas Críticos, el cual ha sido un actor clave en el diseño e implementación este y otros planes de manejo de especies amenazadas en los que ha trabajado Calidris.

Precisamente en el proceso de implementación, y después de una evaluación sobre el conocimiento y percepciones de las rapaces por parte de dos comunidades en el corredor de conservación Paraguas – Munchique en la cordillera occidental de Colombia, identificamos la necesidad de incentivar el conocimiento y la apropiación de las aves rapaces por parte de las personas en los Andes colombianos.

Para ello decidimos diseñar “La Guía de las Rapaces más Comunes de los Andes de Colombia”. El propósito de esta guía es brindar información sobre las características más relevantes de las rapaces, aspectos de su diversidad, dieta, amenazas y función ecológica. Esta guía incluye ilustraciones de 28 de las 44 especies de aves rapaces que se pueden observar en la región andina de Colombia por encima de los 1500 m.s.n.m. y que consideramos como las más comunes.

Esperamos que esta guía incentive el disfrute y la curiosidad de las personas en las aves rapaces y que como a Jason, nos lleve, sin retorno, a un fascinante camino al mundo de las aves y su conservación.

Clic aquí para descargar

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios