Wilsito, el Falaropo de Wilson

¿Quién es wilsito?
En las piscinas artificiales de Ecuasal, en Ecuador, donde evaporan agua salada para producir sal, llega cada año Wilsito, un encantador Falaropo de Wilson (Phalaropus tricolor) que tiene muchas historias que contar. Wilsito, al igual que Maurita, viaja desde Estados Unidos y Canadá hasta la zona tropical, y ocupa muchos sitios entre el mar y la montaña, por ejemplo la costa de Ecuador, antes de arribar al altiplano andino de Bolivia, Perú y Chile donde pasa el invierno boreal.

Wilsito viaja al trópico en los meses de junio y julio, y vuela cerca de 15.000 km. Y esa misma distancia, debe recorrerla, en el viaje de regreso al inicio de la primavera, en los meses de febrero y marzo. El largo viaje de Wilsito le permite escapar del frio invierno y de la falta de comida. Cuando él está viviendo en los países calienticos y tropicales, se refugia en lagos que contienen sales minerales y alimento que le ayudará a sobrevivir el invierno boreal. Estos alimentos son principalmente los camarones de sal (Artemia spp .) y otros invertebrados que viven en condiciones hipersalinas, mejor dicho, en sitios con muchísima sal.

En las piscinas de Ecuasal, se han llegado a reunir hasta 32 mil parientes de Wilsito, entre primos, tíos, amigos cercanos y lejanos. . Otra cosa curiosa, es que la familia y los amigos de Wilsito, llegan en grandes grupos; por ejemplo en una de las reuniones más recordadas, lograron llegar a tiempo 19 mil parientes juntos a las piscinas de Pacoa. Otra cosa interesante, es que las piscinas de Ecuasal son un sitio de paso donde los parientes de Wilsito se alimentan para recargar energías y seguir su viaje hasta el altiplano andino de Perú y Bolivia, por lo que la mayoría de los parientes solo permanecen un mes, entre agosto y octubre y unos cuantos se quedan incluso hasta febrero.
Los días de permanencia en Ecuasal, lo invierten los parientes de Wilsito en buscar alimento en las piscinas evaporadoras más saladas. Allí buscan su alimento en los bordes y en el espejo de agua donde con su pico negro en forma de aguja captura larvas de moscas de sal y artemias mediante picoteos en la superficie del agua. Además de esto Wilsito y sus amigos tienen unas membranas entre sus dedos, en forma de lobulos, que los hacen unos excelentes nadadores.

Las grandes reuniones de Wilsito con sus parientes y amigos, han despertado el cariño y respeto entre los habitantes de Salinas, Muey, San Pablo y Monteverde, localidades cercanas a las piscinas artificiales de Ecuasal. Sentimientos compartidos por los propietarios de las piscinas y muchos investigadores ecuatorianos y extranjeros, quienes valoran a las piscinas por ser el primer refugio ecuatoriano para aves playeras migratorias.

Pronto Wilsito se hará compañero de aventuras de Maurita… pero esa es otra historia.

PREPARADO POR: Ana Agreda, Coordinador Proyecto Salinas de Ecuasal.

Proyecto: Conservando IBAs prioritarias para aves acuáticas migratorias en Ecuador, Salinas de Ecuasal, Península de Santa Elena.

Diseño artístico de Falaropo de Wilson corresponde a Oscar Reinoso Borja

TEXTOS DE LA NOTA EN LA PAGINA WEB DEL FALAROPO DE WILSON

Sitios web: http://www.ecuasal.com/ambiente.html

FECHA: 21 / FEB / 2013

 

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios