Sin el humedal no podemos vivir

Definir humedales es una tarea ardua. Para quienes trabajamos con este concepto la definición es clara si nos basamos en que según Ramsar, 1971 , “Los humedales son las extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces, salobres o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda de seis metros”

Pero cuando se le preguntó a las comunidades de la Bocana de Iscuandé que es un humedal, ellos se miraron entre sí, y dijeron húmedo? Humedad? Algo que tiene que ver con el agua?

 

Durante la primera semana del mes de marzo visitamos la bocana de Iscuandé y trabajamos con docentes, jóvenes, madres de familia y pescadores contándoles sobre los humedales, su importancia y los peligros que los aquejan. También les contamos sobre las experiencias exitosas en humedales que tenían grandes problemas ambientales y de desarrollo comunitario.

Al final de la jornada cada localidad definió qué es humedal y para mostrar su compromiso con éste firmaron un acuerdo comunitario donde se comprometían entre otras cosas a no arrojar basuras al mar, iniciar reforestación y concientizar a su comunidad sobre la importancia de los humedales. Este acuerdo quedó colgado en un lugar visible de las escuelas de El Cuerval, Ensenada y Juanchillo.

Afiche La bocana de Iscuandé: Un Humedal Saludable para la gente

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios