Se realizó con éxito el I Bioconteo en Cartagena

aves_cartagenaEl pasado 26 de julio en Cartagena, se llevó a cabo el I Bioconteo de la Ciénaga de la Virgen y Juan Polo, evento promovido por la Fundación Ecoprogreso y que contó con el apoyo y participación de nuestra organización.

Cartagena se ha destacado como un destino turístico ampliamente reconocido tanto en Colombia como en el exterior gracias a sus bellezas arquitectónicas, pero es prácticamente un secreto que el corralito de piedra también puede representar un destino para la observación de las aves.

Precisamente, localidades como la Ciénaga de La Virgen y Juan Polo, aun resultan desconocidos para muchos visitantes y habitantes de la ciudad; sobre este humedal se conoce poco sobre aspectos de  su fauna y flora, por lo que actividades como el Bioconteo ofrecen la oportunidad de conocer, valorar y conservar  la biodiversidad allí presente.

En esta actividad participaron cerca de 50 personas entre científicos, docentes y especialistas de las Universidades locales, del Instituto Alexander von Humboldt, el Colegio Británico de Cartagena y el INVEMAR, así como guías de turismo, Scouts y   miembros de grupos ecológicos de las comunidades de la Boquilla y Manzanillo del Mar.

conteo_grupo

De este primer Bioconteo se puede decir que fue todo un éxito ya que era la primera vez que se hacía para la zona un esfuerzo simultáneo y coordinado por conocer la biodiversidad de la Ciénaga, algo muy significativo teniendo en cuenta la importancia que tiene este ecosistema y las presiones que está enfrentando en la actualidad, por lo que se espera que esta información constituya un insumo valioso para el proceso de valorar, visibilizar y conservar este lugar.

De igual forma quedaron aprendizajes que constituyen un legado para futuras actividades o ejercicios parecidos que se quieran hacer. Otro punto para resaltar es el hecho de saber que se cuenta con un grupo de personas locales interesadas y capacitadas en estos temas que pueden acompañar procesos de investigación o de monitoreo de la biodiversidad, sin lugar a dudas, una fortaleza que vale la pena seguir trabajando.

Para el caso del trabajo con aves, el área fue dividida en cinco sectores: Juan Polo, Muelle, Puerto Rey, Boquerón-Bocana y Dos puntas. En cada sector se establecieron puntos de censo de 150m de radio fijo en donde se contaron las aves vistas o escuchadas durante 10 minutos.

En total para las cinco zonas se registraron 57 especies de aves, trece terrestres y 24 pagaloacuáticas, 19 especies migratorias y siete especies con poblaciones residentes y migratorias. La especie más abundante de aves acuáticas fue la Garza real (Ardea alba) con 192 individuos. En cuanto a riqueza, tanto la familia Ardeidae como Scolopacidae (Playeros y chorlos) presentaron diez especies. Un dato interesante fue el avistamiento de cuatro individuos jóvenes del Págalo parasítico (Stercorarius parasiticus) ave marina que no había sido registrada en el área de estudio.

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios