Participación: la estrategia para conservar aves amenazadas

La conservación de especies amenazadas puede abordarse desde distintas orillas, sin embargo, existen dos aspectos que pueden generar mejores resultados cuando los juntamos para llevar a cabo nuestros propósitos de conservación: el primero es planificar la conservación, esto es, diseñar planes de conservación o de manejo que permitan establecer una ruta de trabajo de lo que se debe hacer para conservar las especies amenazadas y sus hábitats, así como identificar la urgencia en que deben ejecutar las acciones y los actores que pueden aportar al desarrollo de estas. El segundo aspecto es la participación de diferentes actores tanto en el diseño como en la implementación. Este es quizá el más importante aspecto, dado que los actores son quienes hacen posible el desarrollo de las acciones de conservación y pueden apropiarse de la conservación de las especies.

Foto de Cucarachero de Munchique (Henicorhina negreti), Arley Vargas

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios