Maurita y Chirli: una gran bandada de dos

Maurita ha pasado los últimos meses del año en el suroeste de la bahía de la Reserva Nacional de Paracas (Perú), allí ha compartido con otras aves acuáticas como la gaviota peruana (Larus belcheri), una risueña ave marina de gran tamaño, y la parihuana común (Phoenicopterus chilensis), un hermoso flamenco de rodillas rosadas.Nuestra pequeña Maurita ha aprendido a sobrevivir desde que partió de su tierra natal, Alaska; tanto así, que en la actualidad además de cuidarse a sí misma, ella protege a sus compañeros de la bandada: otros jóvenes de playeros occidental que comen y descansan mientras pasan los días y las noches en la provincia de Pisco.

En raras ocasiones, Maurita se ha atrevido a separar de su bandada, pero a finales del mes de diciembre, un feroz ataque por parte de un halcón peregrino (Falco peregrinus), la obligó a apartarse de su grupo. Solitaria y asustada buscó otra bandada de playeros occidentales pero no contó con suerte. Tan solo encontró otra bandada de “ojeadores”*, un grupo de playeros areneros (Calidris alba), que se alimentan en las playas donde aprovechan el ir y venir de las olas para atrapar sus presas que quedan expuestas cuando el mar se retira. Maurita aceptó la invitación de los playeros areneros y trató de perseguir las olas para atrapar su alimento como lo hacían los demás pero fracasó en sus primeros intentos y abandonó la idea rápidamente.

Triste y desesperada se lamentó la solitaria Maurita, hasta que observó a una “ojeadora” que también lucía acongojada. Se trataba de una hembra de playerito semipalmado (Calidris pusilla), llamada Chirli, la chirlita quien tenía el mismo problema de Maurita, andaba sola y podía ser presa fácil del halcón peregrino. Maurita y Chirli se hicieron amigas para acompañarse mutuamente y prometieron no abandonarse nunca.

Los playeritos occidentales y semipalmados son muy similares, al punto que es difícil diferenciarlos a simple vista, desde entonces Chirli y Maurita emprenderán una serie de aventuras en este nuevo año que incluirá nuevos viajes y peligros.

Ojeadores es un término utilizado en Perú para denominar a las aves playeras pequeñas pertencientes al género Calidris y equivale a los términos chirlitas, piuritas, playeritos, chorlitos o correlimos usados en otros países.

Otras historias de Maurita, su viaje y su familia:

-Maurita, La playerita

Maurita: Aprender a veces duele

¡Adios mamá!

Viajando sin maletas

Aquí hace calor: Maurita llega a Paracas

Texto por: Carlos José Ruiz Guerra
Biólogo Investigador
Asociación Calidris

Ilustración original: Fernando Ortega
Montaje y edición: José Alexis Mahecha

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios