Las aves en los bosques de niebla

Circulo Cordillera Occidental del Valle del Cauca: 15 años de registros en el bosque de niebla

El Conteo Navideño de Aves es una actividad que tiene como objetivo recopilar información sobre el estado de las poblaciones de aves. Tiene sus orígenes en 1900 en América del Norte, cuando en navidad se celebraba el “Christmas Side Hunt”donde la comunidad salía a cazar aves. Preocupado ante la disminución en las poblaciones de aves, el ornitólogo Frank Chapman propuso salir a contarlas en vez de cazarlas.

En Colombia los Conteos Navideños se iniciaron en 1989 en la Sabana de Bogotá, liderados por Gary Styles, y pronto se crearon círculos de conteo en diferentes regiones del país. A principios de este siglo, la creación de la Red de Observadores de Aves de Colombia (RNOA) permitió la consolidación definitiva de esta iniciativa a nivel nacional. Para el valle del Cauca, desde 2003 la Asociación Calidris y la Asociación Río Cali, junto a más de 100 voluntarios, han realizado el conteo navideño en el  “Circulo de la Cordillera Occidental”, el cual cuenta con 7 localidades que comprende el AICA/IBA, Bosque de Niebla de San Antonio- Km18,  zonas de Chicoral y Alto Dapa, permitiendo  a la comunidad  conocer sobre la biodiversidad presente en la región.

La especie más común durante todos los conteos ha sido Reinita naranja (Setophaga fusca), una especie migratoria que tiene su sitio de reproducción en el norte de Estados Unidos e inverna en la región del norte de Suramérica. Esta especie encuentra refugio en los bosques y es común verla buscando insectos entre los extremos de los árboles, unas veces solitaria y otras veces con bandadas de otras especies de aves. El segundo en lista es el Copetón (Zonotrichia capensis), este pequeño gorrión es conocido por su canto melodioso, siendo escuchado en cada casa de la vereda de Alto Bitaco, es nuestra ave más común y residente que permanece todo el tiempo entre jardines y cultivos, y a veces frecuenta comederos buscando frutos y semillas. En tercer lugar está el Cucarachero Pechigris (Henicorhina leucophrys), se camufla entre arbustos y matorrales, siendo difícil de observar, allí el macho vocaliza diferentes cantos mientras forrajea en busca de insectos. Las últimas dos especies de nuestro listado son las más activas y carismáticas: Tangara Dorada (Tangara arthus) y Abanico Pechinegro (Myioborus miniatus) que se pueden observar buscando alimentos (insectos y frutos) con bandadas mixtas de otras tangaras y mieleros; ellas son dos de las especies que seguro podrás encontrar en el camino.

Sin embargo, encontramos algunas especies que se encuentran en amenaza en la cordillera Occidental como el Saltarín Dorado y Musguerito Gargantilla, siguen presentando datos muy bajos no más de 3 a 4 individuos en los años de conteo.

El conteo permite conocer el estado de algunas especies de interés haciendo un seguimiento cada año y estimar las poblaciones y sus cambios en el tiempo, así mismo, conocer qué especies migratorias nos siguen visitando cada año.

Resultados por año

  • Especies
  • Individuos

El último conteo navideño realizado el 20 de diciembre de 2017 reportó 165 especies, dos menos que el año 2016, sin embargo este último ha sido el año con más individuos contados (1762).

Estos resultados se deben en gran parte al interés y apoyo de observadores con experiencia en la identificación de las aves; estudiantes y aficionados.

El llamado es a seguir visitando y aprendiendo de nuestros  bosques, fomentar el interés y conocimiento en las comunidades locales que puedan aportar en acciones como  la siembra de plantas en sus jardines que brindan alimento y refugio, la protección de riberas y la búsqueda de nuevas estrategias de conservación de los hábitats para asegurar un futuro para las aves residentes y migratorias que están presentes en el Círculo de la cordillera Occidental.

Mielero verde (Chlorophanes spiza)

Agradecemos el interés y constancia de todos los voluntarios que han madrugado cada año a la cita en el bosque de niebla.  Agradecimientos especiales la Asociación Río Cali,  EcoAves de la Universidad del Valle; profesionales de las distintas áreas,  estudiantes y biólogos de las diferentes instituciones educativas, Dapaviva, Fincas Debusale, Ecologde La Minga, Finca Lomalinda, Matthew Gable, Sophie Álvarez, y demás habitantes de las veredas que comprenden el círculo. A todas gracias por su tiempo…nos vemos en nuestra próxima cita diciembre 2018.

Dina Luz Estupiñán

Coordinadora Circulo Cordillera Occidental del Valle del Cauca

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios