En marzo y abril de 2013 llevamos  a cabo la tercera jornada de campo del proyecto Sitios importantes para aves acuáticas del Meta y Casanare, apoyado por la beca de Biodiversidad de Ecopetrol.

Hasta antes de estas jornadas, solo habíamos conocidos estas tierras durante la temporada de aguas altas, por lo que estábamos acostumbrados a las grandes extensiones de sabanas inundadas, esteros con espejos de agua, carreteras con áreas de préstamo llenas de agua y ríos sin playas.  Sin embargo, desde que llegamos a los Llanos, nos habían hablado de la época seca, cuando las aves acuáticas se reúnen en cantidades en algunos sitios muy especiales.

En esta jornada de marzo y abril de 2013, recorrimos y sobrevolamos una extensión cercana a los 50.000 km2 de los municipios de Maní, Tauramena, Orocué, Paz de Ariporo, Trinidad, Yopal y Hato Corozal en el departamento del Casanare y Puerto Gaitán Villavicencio y Puerto López en el departamento del Meta.  Como nos habían contado los esteros, los bajos y áreas de préstamo estaban secos y las aves se observaron en grandes concentraciones en ciertos puntos a diferencia de las jornadas pasadas en que se observaron más dispersas.

Uno de los más interesantes, fue El Lagunazo y sus alrededores. Su nombre lo dice todo. Es un  humedal enorme, rodeado de moriches y muchísimas aves acuáticas, entre las cuales  el Pato carretero (Neochen jubata), el Correlimos diminuto (Calidris minutilla), la Espátula (Platalea ajaja) y el Pico de Tijera (Rynchops niger).

Otro de los sitios que no podemos dejar de mencionar fue el Parque Ecotemático Wisirare.  Este lugar, ubicado en el municipio de Orocué, es conocido por su importante labor de cría de caimanes llaneros.  En su interior, hay extensas sabanas inundables y un garcero, donde pudimos observar varias especies de garzas y gran cantidad de Corocoras (Eudocimus ruber), Gallitos de ciénaga (Jacana jacana) y Cigueñas llaneras (Ciconia maguari).

También visitamos el Parque Merecure en Villavicencio, Meta. Este parque tiene un impresionante garcero, donde logramos contar miles de garzas, ibis y corocoras.

Muchos otros lugares visitados tanto por aire como por tierra fueron realmente impresionantes por el número elevado de individuos y especies, ubicados principalmente al norte del Casanare como los esteros los Marranos, las Delicias y Las Taparas.

La información obtenida en las jornadas de campo, nos dio un panorama muy completo del comportamiento de las aves acuáticas en los Llanos orientales de Colombia y de sus hábitats. Esperamos completar nuestros análisis en los próximos meses y poderles contar más sobre cómo cambia la distribución y abundancia de aves en los humedales del Meta y Casanare. Además también tendremos información compilada para proponer cuales sitios son importantes para las aves acuáticas en la región.

Sin etiquetas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja tu comentario

error: © Todos derechos reservados - Calidris 2017