Humedales para la Conservación de la Vida

Junio 26 de 2009 / 10:16 am

humedalFebrero 2009.

Desde hace 38 años, el 2 de febrero se ha convertido en una fecha de vital importancia para la preservación de los humedales en el mundo; en esta fecha se firmó el Convenio de Ramsar cuya intensión es la “acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y uso racional de los humedales y sus recursos” (www.ramsar.org)  Este día fue proclamado el día mundial de los Humedales, y durante esta fecha diferentes organizaciones en casi todos los países del mundo se suman a la celebración con actividades y eventos alrededor de la temática propuesta para el año.

Los humedales según la Convención son “extensiones de marismas y pantanos, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda los seis metros”, dentro de esta definición se encuentran Lagunas, ciénagas, madreviejas (meandros)  y lagos.

Una de las funciones más importantes de estos ecosistemas es proporcionar hábitat y recursos alimenticios a la fauna que se ubica en estas zonas. Éstos además brindan al ser humano facilidades para la pesca, la agricultura, la recreación entre otras. Por todas las funciones que cumplen y por la importancia para la conservación de la biodiversidad, en la actualidad los humedales están siendo considerados como uno de los elementos claves dentro del amplio espectro de ecosistemas con que cuenta cada país ya que por sus características y oferta de bienes y servicios, constituyen un importante componente de la riqueza de cada nación.

Sin embargo, el uso excesivo de las aguas, la contaminación de éstas, la ampliación de la frontera agropecuaria y el uso indiscriminado de agroquímicos han sido unas de las principales amenazas que ponen en riesgo estos ecosistemas.

Por ejemplo, las lagunas, ciénagas y madreviejas que dominaron el paisaje de la parte plana de nuestro departamento y que motivaron la admiración de propios y extraños, en la actualidad sólo se reducen a unas 2.400 hectáreas permanentes, que representan el 13% de la extensión que estos ecosistemas ocupaban en la década de 1950. Asociado a esta pérdida existe una buena cantidad de flora y fauna que se ha visto afectada por esta degradación y por ello 112 especies de vertebrados presentes en este ecosistema se encuentran seriamente amenazados, siendo una de las causas mayores de pérdida de biodiversidad en el departamento.

Por su parte las aves acuáticas son un componente fundamental  de los humedales, estas especies controlan insectos ya que su dieta incluye un alto porcentaje de estos que, de otro modo, pueden llegar a convertirse en plagas para cultivos y vectores de enfermedades tropicales. Así mismo, la sensibilidad de las aves frente a los cambios ambientales indican fácilmente la calidad de un ecosistema.

Además de las aves acuáticas, los humedales son hábitat importante para diferentes especies tanto de flora como de fauna, algunas de éstas difícilmente pueden habitar otro tipo de ambiente, por lo que se hace necesario tomar medidas adecuadas de manejo y propender por la conservación de estos ecosistemas tan importantes para la biodiversidad del planeta.

Pese a que la celebración de un día en especial para los humedales se convierte en la excusa perfecta para recordar el valor que tienen estos, el interés hacia ellos no puede centrarse en un sólo día, sino que debe extenderse a la continuación de campañas que fortalezcan las bases sociales y concienticen sobre la importancia de estos ecosistemas para la preservación de la vida misma.

Junio 26 de 2009 / 10:16 am

humedalFebrero 2009.

Desde hace 38 años, el 2 de febrero se ha convertido en una fecha de vital importancia para la preservación de los humedales en el mundo; en esta fecha se firmó el Convenio de Ramsar cuya intensión es la “acción nacional y la cooperación internacional en pro de la conservación y uso racional de los humedales y sus recursos” (www.ramsar.org)  Este día fue proclamado el día mundial de los Humedales, y durante esta fecha diferentes organizaciones en casi todos los países del mundo se suman a la celebración con actividades y eventos alrededor de la temática propuesta para el año.

Los humedales según la Convención son “extensiones de marismas y pantanos, o superficies cubiertas de agua, sean éstas de régimen natural o artificial, permanentes o temporales, estancadas o corrientes, dulces o saladas, incluidas las extensiones de agua marina cuya profundidad en marea baja no exceda los seis metros”, dentro de esta definición se encuentran Lagunas, ciénagas, madreviejas (meandros)  y lagos.

Una de las funciones más importantes de estos ecosistemas es proporcionar hábitat y recursos alimenticios a la fauna que se ubica en estas zonas. Éstos además brindan al ser humano facilidades para la pesca, la agricultura, la recreación entre otras. Por todas las funciones que cumplen y por la importancia para la conservación de la biodiversidad, en la actualidad los humedales están siendo considerados como uno de los elementos claves dentro del amplio espectro de ecosistemas con que cuenta cada país ya que por sus características y oferta de bienes y servicios, constituyen un importante componente de la riqueza de cada nación.

Sin embargo, el uso excesivo de las aguas, la contaminación de éstas, la ampliación de la frontera agropecuaria y el uso indiscriminado de agroquímicos han sido unas de las principales amenazas que ponen en riesgo estos ecosistemas.

Por ejemplo, las lagunas, ciénagas y madreviejas que dominaron el paisaje de la parte plana de nuestro departamento y que motivaron la admiración de propios y extraños, en la actualidad sólo se reducen a unas 2.400 hectáreas permanentes, que representan el 13% de la extensión que estos ecosistemas ocupaban en la década de 1950. Asociado a esta pérdida existe una buena cantidad de flora y fauna que se ha visto afectada por esta degradación y por ello 112 especies de vertebrados presentes en este ecosistema se encuentran seriamente amenazados, siendo una de las causas mayores de pérdida de biodiversidad en el departamento.

Por su parte las aves acuáticas son un componente fundamental  de los humedales, estas especies controlan insectos ya que su dieta incluye un alto porcentaje de estos que, de otro modo, pueden llegar a convertirse en plagas para cultivos y vectores de enfermedades tropicales. Así mismo, la sensibilidad de las aves frente a los cambios ambientales indican fácilmente la calidad de un ecosistema.

Además de las aves acuáticas, los humedales son hábitat importante para diferentes especies tanto de flora como de fauna, algunas de éstas difícilmente pueden habitar otro tipo de ambiente, por lo que se hace necesario tomar medidas adecuadas de manejo y propender por la conservación de estos ecosistemas tan importantes para la biodiversidad del planeta.

Pese a que la celebración de un día en especial para los humedales se convierte en la excusa perfecta para recordar el valor que tienen estos, el interés hacia ellos no puede centrarse en un sólo día, sino que debe extenderse a la continuación de campañas que fortalezcan las bases sociales y concienticen sobre la importancia de estos ecosistemas para la preservación de la vida misma.

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios