La bocana del río Iscuandé es un lugar importante, no solo por las aves también por la biodiversidad y la cultura de su gente. Este lugar, reconocido como el primer lugar de importancia para aves playeras en Colombia y el primero en el país en integrarse a la Red Hemisférica de Reservas para Aves Playeras – RHARP, está habitado por personas y ellas son los principales llamados a conservar la biodiversidad del lugar.

En esta zona se encuentran seis localidades con algunas problemáticas referentes a la salud, el cubrimiento de la educación y la generación de ingresos, entre otros. Por eso consideramos que para conservar también se debe aportar al bienestar de las comunidades.

Después de varios años de trabajo no sólo en investigación y conservación de las aves, sino también en educación, la Asociación Calidris es consciente que la conservación de las especies no es posible sin el apoyo y la participación de las comunidad, que antes deben ver satisfechas algunas de sus necesidades básicas.

Por esto, en el marco del proyecto “Conservación de la bocana de Iscuandé: en Busca de un Humedal Saludable para la Gente”, apoyado por el Fondo para Humedales del Futuro de RAMSAR, se realizó un diagnóstico participativo en Agua, Saneamiento básico e Higiene en tres de las veredas de la bocana (Ensenada, Junchillo y Cuerval) y basados en los resultados de este trabajo se desarrolló el taller de Saneamiento Básico e higiene en estas veredas.

Al taller asistieron líderes, pescadores, madres de familia, docentes e integrantes del Grupo Ecológico de Ensenada para aprender sobre el saneamiento básico y la importancia de la implementación de algunas prácticas que favorecen la salud y el bienestar comunitario.

Al final del taller los participantes identificaron que todos los actores de la comunidad, así como la parte político-administrativa del municipio, están relacionados con las soluciones para las problemáticas de salud y saneamiento básico y se llevaron materiales que servirán de apoyo y constante recordación para implementar algunas prácticas de higiene como el lavado de manos.

Consideramos que aunque aportar al mejoramiento de las condiciones de vida de los habitantes cercanos a las especies de interés no siempre es una prioridad para las organizaciones de conservación, este tipo de trabajos puede facilitar el interés y la participación comunitaria en acciones de conservación local. Y constituye el primer paso encaminado a la búsqueda de soluciones sostenibles en estos temas.

Sin etiquetas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

error: © Todos derechos reservados - Calidris 2017