Día de los humedales a ritmo de “fuga” en las madreviejas de Jamundí.

El día comienza a las 8:30, los jóvenes de Robles, corregimiento ubicado a sur del municipio de Jamundi (Valle del Cauca) están emocionados, unos preparan sus bicicletas y otros van acercando al punto de encuentro los instrumentos musicales y trajes de danza. Todos se preparan para el ciclopaseo por las madreviejas de la zona.

Así empieza una de las actividades de la celebración del día de los humedales en esta pequeña localidad. Esta celebración se hace cada año en el mes de febrero y desde hace 10 años la organización Funecorobles es la promotora de ésta con el apoyo de Palenque 5, la junta de acción comunal y el grupo Jóvenes Constructores de Robles, todas organizaciones locales.

El 26 de febrero de 2011, niños, jóvenes y adultos del corregimiento y zonas aledañas se encuentran para salir al ciclopaseo por las madreviejas. El recorrido es difícil y sólo unos cuantos se animan a hacerlo de principio a fin, sin embargo  el camino hace que muchos se arrepientan y embarquen sus bicicletas en el camión que transporta al grupo de danzas.

Se realizan paradas estratégicas en tres madreviejas, dos de ellas antiguas y conocidas en la localidad y una recientemente formada durante la ola invernal del año pasado.

La primera parada se realiza cerca a La Guinea, el humedal no se encuentra en buenas condiciones y el espejo de agua no está visible. Sin embargo, la ocasión permite reflexionar alrededor de las actividades en busca de la recuperación de estos ecosistemas que se adelantan en la vereda y las acciones que se deberían implementar a futuro.

La siguiente parada es en la madrevieja Cauquita, ésta es la más reciente, creada por el cambio del curso del río Cauca a finales del 2010. Este lugar antes era un punto importante de intercambio comercial con el vecino departamento Cauca y ahora el lugar está siendo aprovechado para la pesca local, y empieza a formar parte de la riqueza de madreviejas de la zona.

El tercer y último punto donde se detiene el recorrido es en El Avispal, madrevieja vinculada a la historia cultural de las veredas Robles y Quinamayó. Además lugar estratégico para la pesca y recreación local.

En este lugar se realizan concursos con preguntas sobre los humedales y representaciones de estos ecosistemas realizados por los participantes con materiales del entorno. También, gracias al aporte de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca, se sembraron cerca de 2500 alevinos de  bocachico, especie nativa y que se encuentra en peligro de extinción en la zona. Y para cerrar el evento, el grupo de danzas de Robles presentó a ritmo de Fuga la historia del lugar alrededor de los humedales y las tradicionales faenas de pesca.

Ya en la tarde los participantes regresan a sus casas, la mayoría salieron premiados y se llevan algunos materiales educativos entregados por diferentes organizaciones ambientales que trabajan en la zona. Fue un día soleado, y el clima facilitó la realización de las actividades. Los jóvenes participaron voluntariamente y sienten que en las madreviejas pueden encontrar no solo biodiversidad de fauna y flora para apreciar y un sustento familiar, sino también una historia cultural que rescatar y conservar.

Vianey Ramírez De Los Ríos
Comunicadora Social
Asociación Calidris

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios