Esta iniciativa, busca que en diez años, a través de un censo constante a escala hemisférica, se pueda estimar las tendencias poblacionales y el uso de hábitat de las aves playeras en el Pacifico Americano, con especial énfasis en el playero occidental (Calidris mauri) y el playero común (Calidris alpina). Así mismo, este proyecto busca integrar un sistema de manejo de información que nos permita el análisis de cuestionamientos específicos o hipótesis e involucra el público local para promover acciones de conservación de estas especies y sus hábitats.

Entre el 1 de diciembre de 2015 y el 15 de febrero de 2016, en once de los 13 países que hacen parte del Pacífico americano, llevamos a cabo los censos de aves playeras en aproximadamente 50 sitios importantes para la conservación de las aves playeras en la ruta del Pacifico Americano.  Estos censos fueron llevados a cabo por investigadores y voluntarios, que año a año han acompañado esta actividad.  Se vienen realizando desde 2011-2012 en Canadá, Estados Unidos, México, Panamá, Colombia, Ecuador y Perú y este año, se vincularon El Salvador, Nicaragua, Honduras y Costa Rica.  Falta poco para completar la representación de todos los países de las Américas con costa en el océano Pacifico.

Ya son cinco años y hemos incluido en esta iniciativa más de 50 sitios importantes para aves playeras e involucrado más de 500 personas entre investigadores, voluntarios, manejadores de áreas y comunidades locales. Este es sin duda el censo de aves playeras más ambicioso en términos espaciales y temporales que esté ocurriendo en la actualidad. Durante estos cinco años, entre los sitios de México hasta Perú, hemos registrado 39 especies de aves playeras, entre los cuales cabe destacar 11 especies de interés para la conservación, con declines poblacionales altos o estar bajo factores de riesgo alto, según el plan de conservación de aves playeras de los Estados Unidos. Entre estas especies tenemos al zarapito trinador (Numenius phaeopus), el playerito occidental (Calidris mauri), el playerito palmeado (C. pusilla), al playero blanco (C. alba), el playero rojizo (C. canutus), el playero común (C. alpina), la aguja canela (Limosa fedoa) y el falaropo de Wilson (Phalaropus tricolor).

Este censo abarca una gran parte de la distribución de algunas especies y ha permitido registrar porciones significativas de las poblaciones de algunas especies. Como una aproximación para conocer la representatividad de esta iniciativa en términos de porcentajes de especies, sumamos  los conteos de cada año de los sitios entre México y Perú para algunas es especies.  Los resultados muestran que en 2012, registramos más del 52% de la población hemisférica de la aguja canela en sitios de México y cerca del 25% de la población hemisférica del playerito occidental también en algunos sitios en México y en la bahía de Panamá. También encontramos que  hemos registrado el 23% de la avoceta americana (Recurvirostra americana), el 10% del chorlo semipalmeado (Charadirus semipalmatus) y el 7% del chorlo pechinegro (Pluvialis squatarola).

En Colombia.

En Colombia se han realizado los conteos desde la primera temporada 2011- 2012, en la reserva regional de aves playeras Bocana de Iscuandé y el Parque Nacional Natural Sanquianga. Para el caso de la Bocana de Iscuandé hemos corroborado la permanencia invernal de más de 30 mil playeritos occidentales (Calidris mauri) y más de 10 mil individuos de chorlitos semipalmeados (Charadrius semipalmeados).

En el caso del PNN Sanquianga, los conteos han contado con la participación de los funcionarios del área, personas de las comunidades del parque e investigadores de asociados a Calidris. Estos conteos han sido integrados como parte del programa de monitoreo de planos lodosos, un valor objeto de conservación. Se han visitado cerca del 10% de los planos lodosos del parque y registrado más del 1% de la población de zarapitos trinadores (Numenius phaeopus).

Sin etiquetas

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Deja tu comentario

error: © Todos derechos reservados - Calidris 2017