Conociendo Nuestros Vecinos Con Alas: Investigación Cooperativa Entre la Escuela “La Libertad” y Asociación Calidris

Julio 2008.
Los Semilleros de Investigación son una idea de trabajo con escuelas que hemos venido desarrollando en Calidris y que pueden aportar en la educación de los niños al proponerles la investigación como un método de aprendizaje.  Hasta ahora, con la escuela La Libertad hemos hecho observaciones sobre las aves de la región, pero nos gustaría extender esta labor a otras actividades diarias en la escuela.

En marzo de 2008 iniciamos con los grados 3° a 6°, una investigación cooperativa para identificar cuáles especies de aves son comunes en Chicoral.  Esta actividad hace parte de los Semilleros de Investigación de los módulos educativos Vecinos con Alas, que Calidris diseñó para trabajar en la Escuela La Libertad de Chicoral. En esta ocasión participaron 18 niños y jóvenes entre los 7 y los 14 años.

Lo primero que hicimos fue dibujar con los niños diferentes rutas donde se pudieran hacer jornadas de censos de aves. Estas rutas incluían diferentes hábitats como bosques, cultivos, pastizales, jardines, casas y carreteras. Luego, definimos cinco recorridos sobre un mapa de la vereda hecho por los niños.

Iniciamos el 22 de abril con el primer recorrido, y terminamos el 27 de junio con los análisis de los datos obtenidos. En cada punto de censo, anotamos en una bitácora las especies vistas o escuchadas y los estudiantes tomaron nota de cómo lucía la vegetación de cada sitio, si habían casas cerca y otras características para poder dibujar el mapa de Chicoral y los sitios de censo.

En total hicimos 5 recorridos con 7 a 9 puntos de censos donde registramos 70 especies de las 285 especies que hemos visto en los monitoreos de los últimos 5 años en Chicoral.  Como hicimos 5 recorridos de aproximadamente 4 horas cada uno, el esfuerzo de muestreo fue de 20 horas.

Con esta operación matemática, los niños quisieron saber cuántas horas habíamos censado en los últimos 5 años.  Sobre esto, Jessica Pabón, de 5°, escribió lo siguiente: “En la vereda Chicoral hemos hecho una cantidad de censos innumerable, 69 censos desde diciembre de 2003, teniendo en cuenta que a veces hacemos un censo por mes pero lo normal es de dos veces al mes.”

Después de terminar los recorridos, hicimos una jornada en la escuela, proponiendo preguntas de investigación con los estudiantes y respondiéndolas con las bitácoras y los datos, alrededor de la pregunta central de investigación.  ¿Cuáles aves se veían en todos los sitios y cuáles no?

Al empezar a formular las preguntas, nos sorprendió la cantidad de cosas que los niños querían saber, pero fue mayor la sorpresa al escuchar sus respuestas.  Les interesó mucho saber cuántas aves habíamos visto siempre y cuántas sólo una vez, cuántas habíamos visto y cuántas se han registrado en total, de cuáles hemos visto diferencia en el plumaje de las hembras y los machos y de cuáles los nidos o los huevos.  Una de las preguntas más interesantes fue sobre porque están amenazadas.

En la discusión sobre las amenazas, los chicos nos enseñaron muchas cosas.  Ellos hablaron de dos especies que saben son objeto de presión por los habitantes: la Lora Choclera (Aratinga wagleri), por que los campesinos las espantan o les disparan cuando se están comiendo el maíz cultivado, y de la Perdiz Colorada (Odontophorus hyperythrus), por que la cazan por su cantidad de carne.  Otra especie identificada como amenazada es la Tangara Multicolor (Chlorochrysa nitidissima). Este reconocimiento es producto de nuestra labor en Chicoral y la insistencia de cuidar el bosque para que algunas poblaciones de especies que están amenazadas continúen allí.

Sobre la pregunta de porqué habían especies más comunes que otras, la repuesta incluyó varios aspectos que han sido tema central de discusión de muchos biólogos e investigadores: las especies más comunes son las que más hay, o son las que viven en los sitios que visitamos, o son las que más conocemos, o son las de plumaje más vistoso.  ¿Cuántas veces hemos revisado nuestros datos y sospechamos que nuestros resultados pueden estar influidos por lo que conocemos, por el sitio que escogimos para trabajar o por las características de las especies?

Durante el tiempo en que hicimos los recorridos aprendimos mucho en conjunto.  Los niños nos contaron lo que sabían de algunas aves, y nosotros sobre algunas otras.  Juntos nos dimos cuenta que no todas las aves viven en todos los sitios de Chicoral, que en algunos sitios hay más de unas que de otras, que algunas están amenazadas, y que otras migran en el invierno y nos visitan.  Pero lo más importante es que apenas empezamos y nos falta mucho por descubrir.

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios