Entre el 1 y el 15 de febrero se llevó acabo la primera jornada de campo del Censo Neotropical de Aves Acuáticas (CNAA) 2014; en esta oportunidad se visitaron 16 humedales del valle geográfico del río Cauca, que incluyen sitios naturales como madreviejas y ciénagas, así como ambientes artificiales como lagos, reservorios de agua y cultivos de arroz. El sitio con mayor riqueza fueron las lagunas del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT) cerca a Palmira en donde se registraron 38 especies de aves acuáticas, seguida por la Madrevieja Videles con 31 y la Madrevieja y arrozales de la vereda La Bertha al sur de Jamundí con 25.

coquitoEn el Censo participaron 19 observadores y se registraron 4226 individuos pertenecientes a 50 especies de aves asociadas al ambiente acuático, lo que significa un 45% menos en cuanto a individuos de aves contadas y 2 especies menos en comparación con el censo hecho en febrero de 2013. La especie más frecuente fue el Coquito (Phimosus infuscatus) que estuvo presente en 15 de los sitios en donde se hizo en conteo, seguido por la Garza del ganado (Bubulcus ibis), el Carrao (Aramus guarauna), el Pellar (Vanellus chilensis) y la Garcita rayada (Butorides striata), quienes estuvieron presentes en 14 de los humedales evaluados. De estas especies sobresale el Carrao, quien es visto ahora con más frecuencia en nuestros humedales, en especial en aquellos  con vegetación acuática en donde encuentra los caracoles que son su alimento específico.

En cuanto a la abundancia de aves, llama la atención que es esta oportunidad los sitios con más abundancia correspondieron a humedales artificiales ya que  las lagunas  del CIAT fue el sitio en que más individuos se contaron con 1536, seguido por los arrozales y Madrevieja de La Bertha con 540 individuos y después el Ecoparque Lago de las Garzas con 470 individuos contados.

Iguaza_comun

Los patos estuvieron esta vez entre las especies más abundantes ya la Iguaza común (Dendrocygna autumnalis) aporto 802 individuos al conteo y la Zarceta (Anas discors) 561, el tercer lugar fue para el Coquito con 543.

Aparte del Anas discors, se observaron 9 especies más de aves migratorias boreales, comunidad compuesta principalmente por playeros.

En esta oportunidad, llama la atención los bajos números de aves registrados, (especialmente en los humedales naturales)  y también la gran cantidad de vegetación emergente y flotante que se observó en varios de estos ecosistemas en comparación a como estaban el año pasado, esto fue notorio en los ubicados hacia el centro del departamento del Valle. Asumimos      que esta situación pudo deberse a la carga orgánica que presentan las aguas en esta zona del país como resultado de las actividades agrícolas y urbanas. Es también una muestra de la falta de mantenimiento, actividad que le compete hacer a la Autoridad Ambiental, lo que da una idea de la situación que enfrentan estos ambientes en donde se hace necesaria la ayuda del hombre para garantizar su permanencia.

videles

Agradecemos a todas las personas que hicieron posible la realización de esta actividad, en especial a los administradores  y propietarios de predios que facilitaron el acceso a los humedales, de igual forma a todos los observadores voluntarios que nos acompañaron y que hacen posible la realización de cada una de las jornadas de campo.

El CNAA es una iniciativa coordinada por Wetlands International-Argentina y en la que Colombia ha participado de manera ininterrumpida desde el 2002, gracias a la participación de voluntarios conectados a través de la Red de Observadores de Aves de Colombia – RNOA.

 

ARTÍCULOS RELACIONADOS

error: © Todos derechos reservados - Calidris 2017