¡Adiós mamá!

Una nueva historia de Maurita

La confusión del encuentro con el zorro fue aprovechada por un Págalo Rabilargo, ave rápida y poderosa que atrapó al pequeño Mauro II sin que sus padres pudieran siquiera notar la presencia del veloz depredador. Doña Maura continúa el llamado a su pequeño pero deben continuar con su camino, la situación es irremediable. Hay que darse prisa, el sitio donde están ya no es seguro.

maurita y sus hermanosLa familia reanuda su andar hacia un sitio donde puedan estar a salvo pero no es una tarea fácil pues varios depredadores merodean la tundra en busca de comida. En esta ocasión fue Mauro II, pero pudo ser cualquiera y Maurita ahora permanece más alerta y evita alejarse de sus hermanos.

Los tres pequeños tienen dos semanas de vida y cada vez son más independientes de sus padres, de hecho Amauri ha iniciado a dar pequeños saltos para alzar vuelo mientras que Mauricio se ha convertido en un excelente corredor. Maurita, por su lado, observa detenidamente el vuelo de sus padres y trata de imitar sus movimientos pero sus alas lucen pequeñas y frágiles. Aparentemente aún no está lista para volar y teme por ello no poder escapar del peligro si se presenta nuevamente.

Con los días, el progreso de los pequeños machos es evidente y empiezan a hacer movimientos menos torpes en sus vuelos, mientras que Maurita debe esforzarse por correr más rápido para seguir el paso a su familia. Sin embargo, ella ignora como la tundra le dará una nueva lección que nunca olvidará. Don Mauro y Doña Maura han empezado a llevar a sus críos a algunos sitios donde puedan compartir alimento con otras familias de playeros occidentales, tales lugares resultan más seguros pues mientras algunos individuos se alimentan otros permanecen vigilantes. No obstante esto no significa que el peligro no aceche.

Mientras las familias de playeros occidentales disfrutaban de un festín de insectos a la orilla de un frío humedal, un gran zorro rojo irrumpió en el sitio y provocó el estado de alarma de todas las aves que volaron en diferentes direcciones. Maurita vio como su familia alzaba el vuelo mientras el zorro permanecía inmóvil y olfateaba el aire. Sus opciones eran dos: quedarse inmóvil o alzar el vuelo, alternativa poco probable y se decidió por la primera. El astuto zorro inició la búsqueda de sus presas y su olfato lo llevó nuevamente a estar cerca de Maurita. En esta ocasión Maurita no contaba con la ayuda de sus padres por lo tanto su estado de inmovilidad fue alterado por el temor y valientemente inició la huida. Corrió con todas sus fuerzas y tal movimiento fue divisado por el zorro que ágilmente se dio en su persecución. Escuchó la voz de su madre, he intentó seguirla ciegamente, pero el aliento del zorro calentaba su colita y no podía concentrarse. Cerró sus ojos y se entregó a su destino.

maurita vuelaRepentinamente dejó de sentir el acecho del zorro y abrió los ojos. La luz del sol del ártico le impidió ver con facilidad hacia donde se dirigía pero al bajar la mirada pudo notar que no se encontraba cerca del suelo. Maurita volaba. Sus pequeñas alas se movían con agilidad sorprendente y el viento helado acariciaba su abdomen. Su familia se le unió en tal hazaña y juntos se alejaron del, otra vez, zorro burlado.

Doña Maura acoge bajo sus alas a Maurita quien asume que más que una felicitación por su logro, tal gesto es una despedida. Sus pequeños están ya preparados para la vida en la tundra, Doña Maura debe partir, dejará la responsabilidad del cuidado temporal de sus hijos a Don Mauro. Ella se unirá a una bandada de hembras que se dirigen al sur, a un lugar al que el resto de su familia debe dirigirse, pero estos pequeños deben crecer mucho más y prepararse para tal viaje. En esta etapa de la vida de los Playeros occidentales, los pollos se hacen jóvenes y Maurita pronto lo será.

Familia de maurita se despide

Texto: Carlos José Ruiz
Montaje: Vianey Ramírez De Los Ríos
Ilustración: Fernando Ortega

 Vea las anteriores historias de Maurita:

1. Maurita, la playerita

2. Maurita: aprender a veces duele

No Tags

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Comentarios